Boxer

Boxer

Procedencia: Alemania

Utilidad: compañía, protección y servicio

Resumen histórico: Se considera como antecesor inmediato del Boxer al pequeño Brabante o Bullenbeisser. La crianza del Bullenbeisser, en aquel entonces, por lo general estaba en manos de cazadores ya que eran ellos los que lo utilizaban para la cacería. Su tarea era tomar y sostener la presa, que había sido acorralada por los otros perros, hasta que llegara el cazador. Para poder realizar esta tarea, el perro debía tener en lo posible un hocico ancho con una alineación amplia de dientes que le permitiera tener una mordida fuerte para sujetar la presa. Cada Bullenbeisser que  contaba con estas características y era el mejor dotado para realizar su trabajo era utilizado para crianza. Antiguamente para la crianza se tenía en cuenta la actividad y utilización del perro. En base a estas características se hizo una selección buscando al perro con hocico ancho y nariz respingada.

Comportamiento: El Boxer debe tener nervios fuertes, ser seguro de si mismo, tranquilo y equilibrado. Su carácter es de máxima importancia y requiere de una atención especial. Su apego y lealtad hacia su amo y a todo su entorno, su vigilancia y valentía como defensor son conocidos desde la antigüedad. Es inofensivo con su entorno pero desconfiado ante los extraños, alegre y gracioso durante el juego pero temible en los momentos serios. Es fácil de educar gracias a su predisposición a ser obediente, su brío y valor, su agudeza natural y su buen olfato. Es un perro muy bueno para tenerlo de guardian y de compañía es muy agradecido con su dueño y los que le rodea.

Región craneal

Cráneo: El cráneo debe ser en lo posible estrecho y anguloso. Debe ser ligeramente arqueado, ni redondeado y corto, ni plano o demasiado ancho. El occipucio no debe ser muy alto. El surco de la frente debe estar sólo levemente marcado, y especialmente entre los ojos dónde no debe ser demasiado profundo.
Cabeza: Es la característica más importante del Boxer. Debe estar bien proporcionada al cuerpo y no debe parecer ni muy liviana ni muy pesada.

Región facial

Trufa: La nariz es ancha y negra, levemente respingada con amplios orificios nasales. La punta de la nariz es ligeramente más alta que su base.
Hocico: El  hocico debe estar fuertemente desarrollado en sus tres dimensiones. Esto significa que no debe ser ni puntiagudo, ni angosto, corto o plano.
Labios: Los labios determinan la forma del hocico. El labio superior es grueso y carnoso rellenando la zona hueca que se forma a causa del maxilar inferior más largo tapando los incisivos.
Mandíbula/Dientes: El  maxilar inferior sobresale al maxilar superior y está ligeramente curvado hacia arriba. El Boxer muerde hacia adelante. El maxilar superior es ancho a la altura del cráneo estrechándose ligeramente hacia delante. La mordida es poderosa y sana. Los incisivos deben estar colocados lo más regulares posible en una línea recta, los caninos bien separados entre si y de buen tamaño.
Ojos: Los ojos oscuros no deben ser demasiado pequeños ni protuberantes o hundidos. Su expresión irradia energía e inteligencia, no debe ser amenazadora ni punzante.
Orejas: Las orejas naturales deben tener un tamaño adecuado, su inserción es a los costados y en el punto más alto del cráneo. Caen apoyadas sobre las mejillas cuando el perro está tranquilo, cuando el perro está en atención – las orejas deberían caer hacia adelante con un marcado pliegue
Cuello: La línea superior forma una elegante curva desde una nuca bien marcada hacia la cruz. Es largo y musculoso, redondo.
Cuerpo: Cuadrado. El cuerpo se apoya sobre miembros sólidos y derechos.
Espalda: debe estar bien marcada
Grupa: inclinada, curvada, plana y ancha.
Pecho: Profundo, llegando hasta los codos. La profundidad de pecho corresponde a la mitad de la altura a la cruz. Antepecho bien desarrollado. Las costillas bien arqueadas pero no en forma de tonel, llegando ampliamente hacia atrás.
Cola: La   inserción mas bien alta que baja. De un largo normal y en estado natural. En algunos casos se les corta

MIEMBROS ANTERIORES:

Hombros: Fuertes e inclinados, fuertemente ligados al tórax, no deben ser demasiado musculosos.
Antebrazo: Vertical,  largo y de musculatura seca y fuerte.
Metacarpo: Corto,  casi vertical en dirección al piso.

MIEMBROS POSTERIORES:

Muslo: Largo y ancho
Rodilla: En posición de parado debe llegar hacia delante lo necesario  como para que una línea recta trazada desde la cresta ilíaca al suelo la toque.
Pierna: Muy  musculosa
Corvejón: Fuerte,  bien marcado pero sin exageración.
Pies: Un poco más largo que los anteriores. Cerrados, almohadillas gruesas y duras.
Movimiento: Vivaz,  lleno de fuerza y dignidad.
Piel: Seca, sin pliegues, elástica, sin arrugas.
Pelo: Corto, duro, brillante y pegado
Color: Leonado o atigrado, rojo ciervo, blanco

Tamaño y peso:

Machos: 57 – 63 cm, más de 30kg.
Hembras:
53 – 59 cm, más de 25 Kg