Cavalier King Charles Spaniel

Cavalier King Charles Spaniel

Procedencia: Inglaterra

Utilidad: Compañía

Clasificación Alianz: Grupo VII

Resumen histórico: El encantador Cavalier King Charles Spaniel puede seguir la pista a sus ancestros hasta llegar a los pequeños spaniel miniatura que se ven en muchos cuadros de los siglos XVI al XVIII. Esos perros eran los favoritos de la realeza y la nobleza de aquellos tiempos, y por ello eran retratados junto a sus amos y a sus hijos, dando lugar a deliciosos cuadros familiares. El primer retrato que hay en Inglaterra en que aparece la raza es uno de la reina María I Tudor con su marido, el rey Felipe II de España con un par de pequeños spaniel a sus pies. Fue pintado en 1554 por Antonio Moro. Artistas muy respetados como Tiziano, Van Dyck, Stubbs, Gainsborough y Reynolds retrataron a perros pequeños de aspecto similar, que tenían la cabeza plana, las orejas bastante altas y trufas que acababan en una ligera punta.

Un pequeño spaniel miniatura blanco y negro se escondió bajo las faldas de María Estuardo cuando fue ejecutada en 1587. Incluso después de su muerte se dice que no quería separase de su ama. «Entonces, uno de los verdugos, estirando las ligas, cogió al perrito, que se había metido entre la vestimenta, y que no pudo ser cogido sino por la fuerza, aunque después no quería alejarse del cadáver y se tumbó entre su cabeza y sus hombros.  Durante los tiempos de la dinastía Tudor (1485-1603), estos pequeños spaniel fueron mascotas muy populares para las damas, y bajo la dinastía Estuardo (1603-1714) se les dio, de hecho, el nombre de King Charles Spaniels. El rey Carlos I iba acompañado por un pequeño spaniel cuando se hizo fuerte en el castillo de Carisbrook. Después de haber sido ejecutado, a su perro, llamado Rogue, le hizo desfilar por toda la ciudad uno de los soldados de confianza del usurpador Cromwell, aunque se desconoce cuál fue el destino final del perro. Pero en realidad fue del rey Carlos II de quien tomó el nombre la raza.

Comportamiento: Es un perro deportivo, afectuoso y sin timidez alguna. Alegre, amigable, no agresivo y sin ningún asomo de nerviosismo.

Región craneal

Cráneo: Casi plano entre las orejas.
Cabeza: Redondeada y pequeña

Región facial

Trufa: Color negra
Hocico: La distancia desde la base de la depresión fronto nasal a la punta de la nariz es de 1 1/2 pulgadas (3,8 cm). El hocico disminuye progresivamente hacia la punta. La cara está bien rellena debajo de los ojos.
Labios: Bien desarrollados, pero sin colgar.
Mandíbula/Dientes:
Ojos: Grandes, oscuros, redondos pero no protuberantes, bastante separados entre sí.
Orejas: Largas, posición alta y cubiertas de abundante pelo
Cuello: Moderadamente largo y arqueado.
Cuerpo: Nivelado y compacto
Espalda: Recta
Lomo: Corto
Pecho: Moderadamente desarrollado con costillas bien arqueadas.
Cola: El largo de la cola debe estar en armonía con el cuerpo, bien implantada, llevada alegremente pero nunca sobre la línea dorsal. Su amputación anteriormente optativa cuando no debía amputarse más de la tercera parte.

MIEMBROS ANTERIORES:

Miembros rectos y de huesos moderadamente desarrollados.
Hombros. Bien inclinados.

MIEMBROS POSTERIORES:

Huesos moderadamente desarrollados
Rodilla: Bien anguladas
Pierna: Pequeñas y musculadas
Pies: Compactos, con almohadillas gruesas y bien cubiertas de pelo largo
Movimiento: De movimiento desenvuelto y elegante con mucho impulso dado por sus miembros posteriores. Vistos desde frente o desde atrás, las extremidades anteriores y posteriores se mueven en un plano paralelo.
Pelo: Largo
Color: Roja intenso y blanca; unicolor rojo; tricolor (negro, fuego y blanco); negro y fuego

Tamaño y peso:

Machos: 34-36 cm, 5-9 kg
Hembras: 32-34 cm, 4-8 kg

Defectos de esta raza:

  • Agresivo y temeroso
  • No sociabilización con otros perros y con la gente
  • Huesos con deformidad