Dogo Mallorquin

Presa Mallorquin

Procedencia: Mallorca (España)

Utilidad: Trabajo y compañía

Clasificación Alianz: Grupo II

Resumen histórico: Entre estos perros, que generalmente eran fuertes, gruesos, robustos, de cabeza grande y mordida fuerte, destacaba uno que era el Dogo de la Península Ibérica, que en unos lugares de España se utilizaba para la caza  y en otros para pelea, o para el toro.  Este perro acompañó al Rey D. Jaime I en sus conquistas, y así entró en Baleares aproximadamente hacia el año 1.230. En el siglo XVII, Menorca y otros territorios pasaron a depender de Inglaterra por el Tratado de Utrecht. Los ingleses trajeron sus perros  de guarda y presa a las Islas Baleares, y se cruzaron con el Dogo de la Península, que ya estaba también en Baleares. A los principios del siglo XVIII las peleas entre perros y toros eran muy populares en Inglaterra, y los ingleses residentes en las islas buscaron un perro que les sirviera para peleas.

Comportamiento: Tranquilo, que demuestra a su vez  valentía y coraje, siendo sociable al trato humano y fiel y agradecido a su dueño. En  las labores de guarda y defensa, actúa como insuperable guardián. En reposo se muestra confiado y seguro de sí mismo; estando alerta, su mirada es penetrante.

Región craneal

Cráneo: Grande, ancho, tendente al cuadrado, de mayor perímetro que la talla a la cruz, esencialmente en los machos. Frente ancha y plana, con surco frontal bien marcado;  de frente, la forma  del cráneo no deja ver el occipital.
Cabeza: Fuerte y maciza

Región facial

Trufa: Negra y ancha
Hocico: Nace a partir  del ángulo interno de los ojos, ancho y cónico, recordando de perfil un cono truncado de base ancha ; con línea supranasal recta y ligeramente ascendente.
Labios: Los labios superiores se superponen a los inferiores hasta la mitad del hocico, donde aparece la comisura labial. El superior es más bien recogido, mientras que el inferior se repliega en su centro, y no se remarcan los labios cuando la boca está cerrada.
Mandíbula/Dientes: Maxilares potentes con incisivos bien alineados, caninos algo separados, dentadura completa blanca y fuerte con mordida tijera.
Ojos: Grandes, ovalados, con abertura ancha, pronunciada y algo oblicua, de color lo más oscuro
Orejas: Implantación alta y lateral, más bien pequeñas y echadas hacia atrás y curvadas, mostrando el pabellón auditivo.
Cuello: Fuerte, grueso y proporcionado
Cuerpo: Musculoso y compacto
Espalda: Un poco inclinada por donde empieza.
Grupa: Más alta que la cruz
Pecho: Ancho y profundo
Cola: Baja, gruesa en su raíz se adelgaza hasta su extremo  que  alcanza  el  corvejón  y  terminada  en punta.

MIEMBROS ANTERIORES:

Hombros: Cortos, ligeramente oblicuos y poco prominentes.
Antebrazo: Bien musculados, rectos y de osamenta gruesa.

MIEMBROS POSTERIORES:

Muslo: Largos
Pierna: Largas y de huesos fuertes
Corvejón: Cortos, rectos y fuertes. Espolones no deseables.
Pies: Fuertes, con dedos gruesos más largos que los de los pies anteriores, presentando en su conjunto forma ovalada; almohadillas preferiblemente pigmentadas.
Movimiento: Su paso habitual es el trote
Pelo: Corto y áspero al tacto.
Color: Atigrado, leonado y negro

Tamaño y peso

Machos: 55-58 cm, 35-38 kg.
Hembras: 52-55 cm, 30-34 kg.   

Defectos de esta raza:

  • Color blanco
  • Perro agresivo o temeroso
  • Ojos claros y amarillos.
  • Orejas o cola amputadas
  • Malo con otros perros, mordida en pinza y falta de piezas dentales