Lebrel escocés

Lebrel Escoces

Procedencia: Irlanda

Utilidad: Caza menor

Clasificación Alianz: Grupo

Procedencia: Irlanda

Utilidad: caza menor

Clasificación Alianz: Grupo V

Resumen histórico: Se sabe que los Celtas continentales conservaron un lebrel que probablemente era descendiente de los primeros lebreles que aparecieron en las pinturas egipcias. Al igual que sus primos continentales los celtas irlandeses se interesaron en criar grandes sabuesos. Estos grandes sabuesos irlandeses pudieron haber tenido pelo liso o duro, pero tiempo después, el pelo duro llegó a predominar debido posiblemente al clima de Irlanda. El primer relato escrito sobre estos perros fue hecho por un cónsul romano en el año 391 D.C., sin embargo ya se habían establecido en Irlanda en el primer siglo D.C. cuando Setanta cambio su nombre al de Cu-Chulainn (el sabueso de Culan).  Hace mención  que los Uisneach (primer siglo) llevaron consigo 150 sabuesos en su primer viaje a Escocia. Indudablemente, los galgos irlandeses formaron la base de los Lebreles Escoses. Desde la Edad media hasta el siglo XVII, las parejas de galgos irlandeses fueron apreciadas como presentes por las casas reales de Europa, Escandinavia y otras regiones. Fueron  enviadas  a  Inglaterra,   España,   Francia,   Suecia, Dinamarca, Persia, India y Polonia. En el  siglo XV,  a cada condado de Irlanda,  se le pidió conservar 24 loberos para proteger los rebaños de los campesinos de los ataques de los lobos.

Comportamiento: tiene un comportamiento diferente donde se encuentren, en la casa son muy tranquilos, agradecidos, juguetones con los niños. Y a la hora de la caza se vuelven un poco leones nunca se les escapan sus presas, una vez que agarra la presa no la suelta.

Región craneal

Cráneo: No demasiado ancho.
Cabeza: Larga y nivelada de porte altivo.

Región facial

Trufa: Negra
Hocico: Largo y moderadamente puntiagudo.
Mandíbula/Dientes: Fuertes y mordida en tijera poderosa.
Ojos: Oscuros.
Orejas: Pequeñas, en forma de rosa.
Cuello: Fuerte y musculoso.
Cuerpo: Largo, con costillas bien desarrolladas hacia atrás.
Espalda: Bien alargada
Lomo: Ligeramente arqueado.
Pecho: profundo y de amplitud moderada
Cola: Larga que llega al suelo , no debe posarla sobre la espalda y no debe sobrepasar la línea de la espalda.

MIEMBROS ANTERIORES:

Hombros: Musculosos y oblicuos, que dan amplitud al pecho.
Antebrazo: Musculoso, con buen hueso, bastante rectos.

MIEMBROS POSTERIORES:

Muslo: Largos y musculosos.
Rodilla: Bien angulada.
Pierna: Bien musculosa, larga y fuerte.
Corvejón: Bien descendidos; no deben girarse hacia adentro ni hacia afuera.
Pies: Moderadamente grandes y redondos, sin girarse ni hacia adentro ni hacia afuera; dedos bien arqueados y juntos; uñas muy fuertes y curvadas.
Movimiento: Libre y activo.
Pelo: Fuerte y duro en todo el cuerpo, extremidades y cabeza, especialmente áspero (pelo de alambre) y largo sobre los ojos y en la barba.
Color: Gris, atigrado, rojo, negro, blanco puro, leonado o cualquier otro color que aparezca en el lebrel escocés.

Tamaño y peso:

Machos: 79-86 cm, 54 kg
Hembras: 71-86 cm, 40 kg

Defectos de esta raza: 

  • Cabeza muy liviana o muy pesada.
  • Hueso frontal muy arqueado hacia arriba.
  • Miembros anteriores torcidos; carpos demasiado angulados.
  • Miembros posteriores débiles y carencia general de músculo.
  • Cuerpo demasiado corto.
  • Dorso hundido o cóncavo o completamente recto.
  • Orejas grandes y colgando pegadas a la cara.
  • Pies torcidos.
  • Dedos separados.
  • Cuello corto; papada muy desarrollada.
  • Pecho muy estrecho o muy amplio.
  • Cola demasiado enroscada