Lebrel Polaco

Lebrel Polaco

Procedencia: Polonia

Utilidad: caza menor incluso corzos, zorros y lobos.

Clasificación Alianz: Grupo V

Resumen histórico: La presencia del Lebrel Polaco en Polonia está documentada desde el siglo XIII. Estos perros son verosímilmente descendientes de lebreles asiáticos de tipo Saluki. No es posible que el Lebrel Polaco sea el resultado de un cruce entre el Greyhound y el Lebrel Ruso, como afirma el autor Ruso Sabaniejew, siendo el Lebrel Ruso desconocido en el siglo XVI antes del reino de Ivan el Terrible. La mención del Lebrel Polaco en la literatura, especialmente en la literatura de caza, es frecuente y las descripciones iconográficas son llamativamente uniformes. Este aspecto general uniforme en dibujos y pinturas indica que, a pesar de varias cruzadas, el aspecto original de la raza es prácticamente invariable hasta el final del siglo XIX. 

Comportamiento: El Lebrel Polaco es maestro de él mismo, confiado, reservado y valiente. En persecución es rápido y resistente. En acción reacciona rápidamente y brutalmente.

Región craneal

Cabeza: Fuerte, seca y larga.

Región facial

Trufa: Negra u oscura, grande, sobresale por encima de los labios.
Hocico: Fuerte, estrechándose hacia la trufa de una manera tan suave que no da la impresión de ser puntiagudo, sino más bien de ser chato para un lebrel.
Labios: Largamente dibujados, secos sin exceso; en la primera parte del hocico pueden formar un pliegue mínimo cubriendo los bordes pigmentados del labio inferior, pero jamás son colgantes y no enmascaran el maxilar inferior.
Mandíbula/Dientes: Maxilares y dientes fuertes; articulación en tijera, aceptable en tenaza.
Ojos: Los ojos oscuros son deseables; según el pelaje del perro el iris es de un tinte que va del marrón oscuro al color del ambar; son expresivos, bastante grandes, dispuestos ligeramente sesgados (ojo en almendra). La expresión de los ojos debe ser característica: despierta y penetrante.
Orejas: de tamaño medio, bastante estrechas, pueden presentarse plegadas hacia atrás, en forma de techo. Cuando el perro esta en estado de excitación, se presenta completamente erectas, o con las puntas dobladas ligeramente hacia delante.
Cuello: no es muy largo, musculoso y firme.
Cuerpo: cruz pequeña pero bien marcada, la línea superior es recta en la región torácica y ligeramente abombada en la región lumbar, lomo ancho y musculoso, grupa larga, amplia y musculosa, oblicua y ligeramente inclinada.
Cola: con plumas, larga, fuerte en la base, curvada hacia arriba, en forma de hoz, o formando un anillo completo.

MIEMBROS ANTERIORES:

Largos, netos, bien musculados, muy poco separados. Vistos de frente, los miembros deben estar dispuestos paralelamente.

MIEMBROS POSTERIORES:

Largos, bien musculados, bastante bien angulados, ligeramente colocados hacia atrás y ligeramente separados, sin embargo claramente menos que en el caso del Greyhound. Vistos desde atrás, los miembros deben ser paralelos.

Pies: Ovales, pero un poco más alargados que los pies delanteros;  dedos bien apretados, compactos.
Movimiento: El movimiento debe ser fácil y enérgico; la angulación apropriada de los miembros anteriores y posteriores permite una extensión del miembro hacia delante en un movimiento largo y suelto,  al paso como al trote.
Pelo: elástico al tacto, bastante duro, aunque no el pelo duro.
Color: se permiten todos los colores.

Tamaño y peso:

Machos: 70-80 cm,
Hembras: 68-75 cm,

Defectos de esta raza:

  • Agresividad