Pastor Karst

Pastor Karst

Procedencia: Eslovenia

Utilidad: Trabajo y guardián

Clasificación Alianz: Grupo II

Resumen historico: Es una raza que existe desde hace varios siglos y que pertenece al grupo de los molosoides. Probablemente, este perro siguió la tribu de los Ilirianos en su migración a través de Estiria y de las islas dálmatas y se estableció en la región eslovena del macizo de Karst.

Comportamiento: De buen carácter, es animoso y valiente sin ser demasiado agresivo.  Es dedicado a su amo y de temperamento moderadamente enérgico. Buen guardían incorruptible, desconfía de los extraños. Es un perro de compañía agradable y obediente, aunque siempre conserva una fuerte individualidad.

Région craneal

Cráneo: Bastante desarrollado, musculoso, delgado. Ya que su perfil es ligeramente convexo, visto de todos los lados es redondeado. La amplitud del cráneo en la región de las orejas es igual a su longitud.
Cabeza: de aspecto agradable, grande en la relación con el resto del cuerpo, no es ni fina ni tosca.

Región facial

Trufa: De color negro. Ancha, bien desarrollada, sobrepasa un poco la línea frontal.
Hocico: De longitud mediana. Ancho y alto en su base, disminuye progresivamente hacia el área de la nariz. La caña nasal  es recta y ancha.
Labios: Son gruesos, estirados, bien apretados, sin formar bolsas. Son de color negro.
Mandíbula/Dientes: La dentición está completa. Los dientes son fuertes, sobre todo los incisivos. La mordida es en forma de tijera.
Ojos: Se presentan un poco separados, ni saltones, ni hundidos en las órbitas. Tienen forma almendrada. Su color va del castaño claro al castaño oscuro. Son de expresión franca, tranquila y firme, casi melancólica, a causa del color negro de los párpados.
Orejas: De implantación moderadamente alta, su longitud es mediana y su extremidad se extiende hasta el ángulo exterior del ojo. Caen a todo lo largo de las mejillas en forma de V.
Cuello: Ancho, grueso, bien musculado, de corte transversal ovalado. El perfil superior es rectilíneo o ligeramente arqueado el perfil inferior es rectilíneo.
Cuerpo: Bien desarrollado, de longitud media. La cavidad torácica es larga.
Espalda: Recta, musculosa y amplia.  De longitud mediana.
Lomo: La región lumbar es un poco corta, muy musculosa y amplia.
Grupa: De longitud mediana, amplia y bien musculosa. En el nacimiento de la cola es ligeramente inclinada.
Pecho: Es bien desarrollado, voluminoso en longitud y amplitud; las costillas son amplias, planas y moderadamente arqueadas
Cola: Sólidamente unida al cuerpo, ancha en la base, en posición normal adopta forma de sable, y con frecuencia una ligera vuelta en la punta.

MIEMBROS ANTERIORES:

Hombros: El omóplato es de longitud mediana, ancho, oblicuo, bien musculoso y firmemente unido al cuerpo. El ángulo escápulo-humeral está próximo al ángulo recto.
Antebrazo: De longitud adecuada, rectos. Los huesos y los músculos son fuertes.
Metacarpo: Anchos, de longitud mediana, ligeramente oblicuos.

MIEMBROS POSTERIORES:

Muslo: En ángulo coxo-femoral es cerrado ; los muslos son largos, anchos, bien musculosos y bien macizos.
Rodilla: Angulo fémoro-tibial ligeramente abierto, rodillas bien proporcionadas. La rótula es sólida.
Pierna: Son moderadamente largas, inclinadas, robustas.
Pies: Con las mismas características que los pies delanteros.
Movimiento: Armonioso, elástico, de pasos bien coordinados. El movimiento predilecto y el más elegante es el trote. El galope de grandes zancadas es menos elegante.
Pelo: Bastante tupido, largo, liso, subpelo muy abundante.
Color: Gris hierro

Tamaño y peso:

Machos: 57 a 65 cm, 30-42 kg
Hembras:
54-62 cm, 25-37 kg 

Defectos de esta raza:

  • Perro miedoso o agresivo.
  • Desproporción exagerada entre las diferentes partes del cuerpo.
  • Tamaño por debajo del mínimo autorizado por el estándar.
  • Cabeza demasiado grande en relación con el cuerpo.
  • Dientes incompletos. Prognatismo o enognatismo.
  • Cabeza algo pequeña, estrecha, larga o no lo suficientemente alta.
  • Depresión naso-frontal indefinida.  
  • Arcadas cigomáticas pronunciadas.
  • Mejillas demasiado o muy poco rollizas.
  • Mandíbulas poco desarrolladas.
  • Labios flojos.