Perdiguero Alemán

Perdiguero Aleman

Procedencia: Alemania

Utilidad: caza de aves

Clasificación Alianz: Grupo IV

Resumen histórico: El Perdiguero Alemán (o Deutscher Wachtelhund) surge en 1890 en Alemania. Hay quienes lo consideren descendiente del viejo Stöber, un perro de caza del siglo XVIII que ha contribuido para muchas razas Pointer alemanas. Cuando fue creado el Perdiguero Alemán no existían bastantes ejemplares del Stöber, permitiéndose en parte una recuperación de los atributos de esa estirpe.  En 1903 se creó el Verein für Deutsche Wachtelhund, o sea, el clube oficial de la raza, que ha empezado a establecer parámetros y a testar las características de los perros en los siguientes años. En 1910 se define el primero estándar de esta raza, basándose en la evaluación de once Perdigueros Alemanes (uno por cada región y dos de Hannover). Este perro ha desempeñado varias tareas en los más distintos terrenos de caza: a las densas florestas ayudó en la caza de codornices y persiguiendo raposas y liebres; en el agua se mostró un excelente nadador que recuperaba las aves abatidas. Su pelaje le permite tener una buena performance en los escenarios y condiciones climatéricas más difíciles.

Comportamiento: Es vivaz  y muy apasionado para  la cacería; es amigable y seguro en su ambiente; muy dócil y adaptable, no es temeroso ni agresivo.

Región craneal

Cráneo: Aplanado, moderadamente  ancho; la  protuberancia occipital no es notable.

Región facial

Trufa: Grande   y  oscura,   con  ventanas   muy  abiertas;   la despigmentación en  manchas  pequeñas  se considera  como falta;  la nariz de carnero embellece al perro.
Hocico: Fuerte, con  caña nasal ancha en todo su largo; ligeramente redondeado hacia  abajo, nunca  puntiagudo, no más corto que  el cráneo.
Labios: Rectos, secos, rigurosamente ajustados, pigmentados según el color del pelaje.
Mandíbula/Dientes: los dientes fuertes y firmes, mordida en tijera.
Ojos: Color pardo, medianos
Orejas: De inserción alta y  amplia, aplanadas; sin ser  torcidas, cuelgan pegadas  muy cerca  detrás de los  ojos; no son gruesas,  ni carnosas  ni  lacias;  cubiertas  de  pelo regularmente desarrollado que sobresale el  borde interno  de las  orejas.
Cuello: Fuerte; nuca  especialmente bien musculosa; forma un ángulo obtuso en su transición hacia la cruz; inicia sin piel suelta visible y se extiende hacia el pecho sin formar papada.
Espalda: Corta y firme, sin hundimiento por detrás de la cruz.
Lomo: Poderosamente  musculoso, por lo que  da la impresión de  ser ancho.
Grupa: Ligeramente descendente,  nunca más alta que la cruz, situada  un poco por debajo de la altura de la cruz.
Pecho: ovalado y  alcanza por debajo del  codo cuando se  observa de  lado.
Cola: En  reposo,  la lleva  como  una  continuación de  la  línea superior en  forma  recta  o hacia  abajo;  en excitación  o con  el movimiento animado la levanta  ligeramente; para evitar heridas  por el roce debe ser cortada en los primeros tres días de vida a lo más un tercio de su longitud (amputación).

MIEMBROS ANTERIORES:

Hombros: Poderosamente  musculosos; escápulas oblicuas y  dirigidas hacia atrás.
Antebrazo: Recto, las  partes cerca de las  articulaciones no están hipertrofiadas ni raquíticas.

MIEMBROS POSTERIORES:
Muslo: Ancho y muy musculoso; buena angulación entre la pelvis y el muslo.
Rodilla: Fuerte, con buena angulación entre el muslo y la pierna.
Pierna: Larga, musculosa y tendinosa.
Pies: Con  forma de  cuchara,  dedos  muy juntos
Movimiento: Fluído  y  abarcando  espacio;  las  extremidades  se deslizan rectas y paralelas estrechamente pegadas al cuerpo.
Pelo: Fuerte, densamente  pegado; en  su mayor parte es  ondulado, aunque en  ocasiones también rizado.
Color: pardo y rojo zorro

Tamaño y peso:

Machos: 48 – 54 cm,  18-25 kg.
Hembras: 45 – 52 cm, 18-25 kh.

Defectos de esta raza:

  • Enfermedades de la piel (dermatitis, atopía).
  • Falta de dientes (excepto la falta de un PM1).
  • Agresividad