San Bernardo

San Bernardo

Procedencia: Suiza

Utilidad: trabajo, guardián y compañía

Clasificación Alianz: Grupo II

Resumen histórico: En el paso de montaña del Gran Monte St. Bernhard, a 2.469 metros sobre el nivel del mar, unos monjes fundaron en el siglo XI, un hospicio para viajeros y peregrinos. Allí se criaron, desde mediados del siglo XVII, perros grandes de montaña para guardia y vigilancia. La existencia de aquellos perros está documentada gráficamente desde 1695 y por escrito en unas crónicas del hospicio desde el año 1707. Estos perros pronto se utilizaron como perros de escolta y, especialmente, como perros de salvamento para viajeros perdidos en la niebla y la nieve. Existen crónicas publicadas en muchos idiomas sobre las numerosas vidas que fueron salvadas por estos perros de la “muerte blanca” y relatos de soldados que cruzaron el paso de montaña con Napoleón Bonaparte hacia 1.800, en el siglo XIX, que extendieron la fama del perro de  San  Bernardo  por  toda  Europa.

Comportamiento: amable y bondadoso, con un temperamento que va desde tranquilo hasta más vivo. Es un buen guardián.

Región craneal:

Cráneo: Fuerte y ancho.
Cabeza: Imponente, masivo con una fuerte expresión 

Región facial

Trufa: negra
Hocico: ancho. Caña nasal recta con un ligero surco en el centro.
Belfos: De bordes pigmentados de negro. Los belfos de la mandíbula superior deben ser muy desarrollados, tirantes, pero no demasiado  colgantes;  forman un arco amplio hacia la nariz. Las comisuras deben ser visibles.
Mandíbula/Dientes: Mandíbulas superior e inferior fuertes, anchas y de la misma largura.
Ojos: tamaño medio, pueden ser de color marrón oscuro hasta avellana; moderadamente hundidos. Expresión amable. Los bordes de los párpados son completamente pigmentados.   Es deseable un cierre completo, natural.
Orejas: de inserción alta y ancha, de tamaño mediano. Sus orejas se diferencian por su pabellón auditivo muy desarrollado.
Cuello: Fuerte y de buen largo. La papada del cuello y de la garganta moderadamente desarrolladas.
Cuerpo: de aspecto general imponente, armonioso, impresionante y muy musculoso.
Espalda: Ancha, poderosa y firme. La línea superior es recta y nivelada hasta la región lumbar.
Grupa: Larga, ligeramente descendente con una transición armónica hacia la inserción de la cola.
Pecho: Caja torácica moderadamente profunda con las costillas bien arqueadas.
Cola: ancha y fuerte en la base, larga y pesada. La última vertebra caudal debe llegar al menos hasta el corvejón.

MIEMBROS ANTERIORES:

Hombros: Escápula inclinada, musculosa y bien pegada al cuerpo.
Antebrazo: Recto, de hueso robusto y musculatura seca.
Metacarpo: ligeramente oblicuos.

MIEMBROS POSTERIORES:

Muslo: Robusto, musculoso y ancho.
Pierna: Oblicua y bastante larga
Corvejón: Moderadamente angulados y fuertes.
Pies: Anchos, con dedos fuertes, juntos robustos y  muy arqueados. Los espolones se toleran si no interfieren el movimiento normal.
Movimiento: Armónico, pasos largos. Buen empuje desde los miembros posteriores. La espalda permanece firme y estable.  Los miembros anteriores y posteriores deben avanzar en línea recta al andar.
Pelo: puede ser de pelo corto o largo
Color: el básico es el blanco con manchas de color marrón-rojizo mas o menos grandes hasta formar un manto continuo de color marrón-rojizo ininterrumpido sobre el lomo y los flancos.

Tamaño y peso:

Machos: 70-90 cm,
Hembras: 65-80 cm,

Defectos de esta raza:

  • Perro temeroso
  • Agresividad
  • Párpados demasiado flojos.
  • Dorso ensillado o en carpa.
  • Grupa demasiado alta o demasiado caída.
  • Cola enrollada encima del dorso.
  • Ojos azules.
  • Otro colores que no seán los basicos de esta raza