Terrier australiano

Terrier Australiano

Procedencia: Australia

Utilidad: para trabajo y compañía

Clasificación Alianz: Grupo III

Resumen histórico: Aunque producido a partir de antepasados británicos, el Australian Terrier es una de las pocas razas británicas del grupo terrier que se ha desarrollado fuera de Gran Bretaña. Se puede asegurar, que fue la primera raza desarrollada en Australia. Parece razonable asegurar que ambas razas, el Australian Silky Terrier y el Australian Terrier tienen un antecesor en común de Tasmania, New South Wales  y Vicotria llamado Broken Coated Terrier. Se cree que este tipo de perro se originó a partir de una mezcla de razas británicas que son : Skye Terrier, Scottish Terrier (Aberdeen) y Dandie Dinmont Terrier. Se introdujo el Yorkshire Terrier en intérvalos,  Se informó que a principios de 1800 colonos alrededor de Campbelltown y Ross en Tasmania criaban perros de mantos ásperos con un brillo azulado y marcas color fuego. Eran populares por su destreza como perros guardianes y su peso de alrededor de 10 libras.

Comportamiento: En su esencia, es un terrier de trabajo, pero gracias a su fidelidad y su carácter equilibrado es también un perro de compañía.

Región craneal

Cráneo: Plano, de anchura moderada, lleno entre los ojos
Cabeza: cubierta con un mechón de pelo suave

Región facial

Trufa: Negra, de tamaño moderado, extendiéndose hasta la caña nasal.
Hocico: Fuerte y poderoso, tiene la misma longitud que el cráneo.
Mandíbula/Dientes: Quijada fuerte y temible. Los dientes son grandes  y  colocados  uniformemente;  los  incisivos  superiores  caen bien cerca y por delante de los inferiores mordida en tijera.
Ojos: Deben ser pequeños, ovalados, con expresión astuta, de color café oscuro, bien separados y no prominentes.
Orejas: pequeñas, erectas, redondeadas y bien erguidas.
Cuello: De buena longitud, ligeramente arqueado, fuerte y cayendo suavemente sobre los hombros bien oblicuos.
Cuerpo: largo en relación a la altura, de constitución fuerte.
Espalda: Línea superior nivelada.
Lomo: Fuerte
Pecho: De profundidad y anchura moderadas, con costillas bien redondeadas. El antepecho está bien desarrollado, la región esternal relativamente profunda.
Cola: recortada, inserción alta, la porta recta, aunque nunca sobre la espalda.

MIEMBROS ANTERIORES: Vistos de frente rectos y paralelos, de buena estructura ósea. Los miembros delanteros son ligeramente emplumados hasta el metacarpo.

Metacarpo: Fuertes, sin inclinación

MIEMBROS POSTERIORES: De longitud moderada, anchos. Vistos de atrás, los miembros posteriores deben ser paralelos del corvejón a los pies, sin estar muy separados o muy cerca uno del otro.

Muslo: Fuerte y bien musculoso
Rodilla: Tienen buena angulación.
Corvejón: Bien angulados, colocados bien bajo.

Pies: Pequeños, redondos, compactos, bien acojinados, con los dedos apretados y cerrados, moderadamente arqueados.
Movimiento: La acción debe ser libre, ágil, elástica y enérgica. Viéndolo por el frente, los miembros anteriores se deben mover apropiadamente sin soltura de los hombros, codos, o carpos. Los miembros posteriores deben dar impulso y poder, con libre movimiento de las rodillas y corvejones. Vistas de atrás, las extremidades deben ser paralelas del corvejón al suelo, sin estar ni muy cerca ni muy separadas una de otra.
Pelo: áspero, liso y denso, de aproximadamente 6 cm de longitud. El subpelo es corto y de textura suave.
Color: azul acero, azul gris oscuro, con marcas de color fuego intenso. Se acepta el arena o el rojo claro.

Tamaño y peso:

Machos: 25 cm, 6 kg
Hembras: 25 cm, 6 kg

Defectos de esta raza:

  • Agresividad o excesiva timidez