Terrier japonés

Terrier Japonés

Procedencia: Japón

Utilidad: compañía

Clasificación Alianz: Grupo VII

Resumen histórico: Esta raza fue creada apareando los Fox Terriers de pelo liso que eran exportados a Nagasaki desde los Países Bajos en el siglo 17, con los perros de muestra o los perros nativos de talla pequeña. En puertos tales como Kobe y Yokohama, a los Terriers Japoneses se les tenía principalmente como perros falderos.  El Terrier Japonés tiene un carácter vivaz y alegre. Su crianza planificada comenzó alrededor de 1920, pero no fue hasta 1930 que su tipo quedó establecido.

Comportamiento: es ágil y de temperamento vivaz

Región craneal

Cráneo: Es chato y estrecho
Cabeza: plana y estrecha

Región facial

Trufa: negra
Hocico: recto y pequeño
Labios: pegados a la mandíbula
Mandíbula/Dientes:
Ojos: De tamaño mediano, forma ovalada y de color oscuro.
Orejas: de inserción alta, moderadamente pequeñas y finas, caen hacia delante. En ocasiones se presenta dobladas y separadas lateralmente del cráneo.
Cuello: corto
Cuerpo: musculoso y fuerte
Espalda: corta y firme
Lomo: fuerte y arqueado
Pecho: profundo
Cola: moderadamente delgada. En caso de que esté recortada, lo está a la altura de la tercera vertebra.

MIEMBROS ANTERIORES:

Hombros: Levemente inclinados
Antebrazo: Son rectos; los huesos no son muy pesados

MIEMBROS POSTERIORES

Muslo: Largos
Pierna: fuerte y finas, con los huesos redondos
Pies: Están bien juntos. Las almohadillas plantares son elásticas; las uñas son duras y preferiblemente de color oscuro.
Movimiento: fuerte y ágil
Pelo: corto, liso y brillante
Color: tricolor en la cabeza (negro fuego y blanco) mientras que el cuerpo es blanco con manchas negras, grises o marrón.

Tamaño y peso:

Machos: 30-33 cm,
Hembras: 30-33 cm,

Defectos de esta raza:

  • Perro agresivo o temeroso.
  • Pelo largo.