Estandar Ratonero Murciano

ESTÁNDAR RACIAL DEL RATONERO MURCIANO DE HUERTA.

ORIGEN: Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. España.

BREVE RESUMEN HISTÓRICO: Raza originaria de la Comunidad Autónoma de Murcia, constatada ya desde los siglos XVI-XVII, definiéndose este tipo de perros como canis villaticus o perro de huerta, herederos de las morfologías egipcias, cartaginesas, romanas y musulmanas de la Época Antigua y Medieval, mezclados con otro tipo de perros autóctonos de la región. Este perro acompañaba en las labores a las gentes de la huerta de Murcia, protegiendo sus cosechas de alimañas y a la vez era un fiel en la protección de las casas y posesiones de sus amos contra ladrones. Durante los siglos XVIII y XIX, este perro pasaría a denominarse perro de acequia, y en la actualidad se le conoce como Ratonero Murciano o Ratonero Murciano de Huerta.

I. ASPECTO GENERAL.

Perro de talla pequeña, subbrevilínea y elipométrico, de capa variable, con predominio de la manchada. De alzada pequeña, con escasa diferenciación sexual, salvo en altura a la cruz y peso siendo superior en el macho que en la hembra. De complexión atlética, proporcionándole con ello agilidad, fuerza y rapidez en la caza de pequeños roedores.

  1. Temperamento/carácter: de carácter vivo y alegre aunque con rasgos de inquietud, que demuestra a su vez valentía y coraje, siendo sociable al trato humano y fiel y agradecido a su dueño. En las labores de defensa y guarda, actúa con energía y ahínco. En reposo, se muestra pacífico, confiado y seguro de sí mismo. Cuando está en alerta, su mirada es fija y penetrante.
  2. Utilización: perro de caza de roedores y alimañas del campo. Excelente guardián de la casa, y rápido en avisar de cualquier peligro. Actualmente ha derivado por sus condiciones morfológicas y de carácter en perro de compañía.

II. CABEZA

  1. Región craneal: cabeza fuerte, maciza y de talla pequeña, en proporción con respecto al cuerpo. Ejes cráneo-faciales paralelos. Stop bien definido de perfil, formando un ángulo recto con los ejes cráneo-faciales.
  2. Región facial: cara estrecha y músculos de los maxilares fuertes y bien desarrollados.
  3. Trufa: negra y pequeña.
  4. Hocico: la longitud del hocico debe estar en proporción respecto a la cabeza. Con línea supranasal recta.
  5. Labios: finos, con la comisura labial no marcada. Cavidad bucal con estrías marcadas, con mucosas de color claro, aunque existe en menor medida un porcentaje significativo de color oscuro.
  6. Maxilares/dientes: maxilares fuertes, dentadura completa y blanca con cierre en tijera. Nunca se deberán ver los dientes con la boca cerrada.
  7. Ojos: medianos, ovalados y no muy sobresalientes, de color marrón o negro. En menor medida ojos ligeramente redondos, que se identifican con los ejemplares de ojos de color negro principalmente. Los párpados deben ser fino y bien pegados al ojo.
  8. Orejas: De implantación alta, triangulares (V invertida), erguidas, firmes y puntiagudas. De tamaño medio (6-8 cm.).
  9. Cuello: fuerte; vigoroso; ágil; proporcionado; cilíndrico; musculado;   bien enlazado con la cruz y carente de papada.

III. CUERPO

  1. Tronco: cuadrangular, con musculatura bien definida y marcada, más alargado en las hembras.
  2. Cruz: poco pronunciada a la misma altura que la grupa.
  3. Grupa: Corta, en ligero descenso. Redondeada.
  4. Tórax: musculado, amplio y robusto. Costillar, ligeramente arqueado.
  5. Línea dorso-lumbar: recta.
  6. Perfil inferior: pecho paralelo al suelo y vientre recogido.
  7. Cola: anuros o amputada sin respetar ninguna vértebra o dejando como mucho dos vértebras (para las amputaciones de la cola se tendrá en cuenta la legislación vigente en cada Comunidad Autónoma al respecto). No se admiten perros con cola larga.

IV. MIEMBROS ANTERIORES

  1. Hombros: moderadamente cortos y algo prominentes.
  2. Brazos: Rectos y paralelos. Recios y fuertes.
  3. Antebrazos: largos y finos; bien musculados, rectos y de osamenta gruesa.
  4. Pies anteriores: fuertes, con dedos firmes y unidos. Uñas y almohadillas plantares resistentes. Pies de liebre.

 V. MIEMBROS POSTERIORES

  1. Musculatura: con angulaciones muy marcadas, otorgando capacidad para efectuar grandes saltos.
  2. Corvejones: pronunciados y tendones bien definidos. Rectos y fuertes.
  3. Espolones: ausentes.
  4. Pies posteriores: más fuertes y enérgicos que los anteriores. Dedos, uñas y almohadillas igual que los anteriores.

VI. PIEL Y PELAJE

La piel es fina y pegada al cuerpo, no presenta pliegues ni papada, el pelo es corto y liso, no superando los 2 cm. de largo.

VII. COLOR

Predominan las capas manchadas sobre las uniformes. Entre las capas manchadas la más abundante es la tricolor, seguida de las negro-fuego.

Aparecen también las capas negra-blanca, canela-blanca. Dentro de las capas uniformes se presentan la capa canela y la negra.

 VIII. TAMAÑO

Alzada a la cruz: en machos 30-35 cm. Hembras 28-30 cm. En ambos sexos se tolera un centímetro por exceso o por defecto del margen expresado, siempre que el ejemplar sea armónico y sin defectos.

 IX. PESO

En los machos oscila de los 6 hasta los 7.

En las hembras de 5,5 hasta los 6,5.

Peso ideal: entre los cinco y siete kilos. Pudiendo oscilar por exceso o por defecto entre medio kilo y un kilo.

X. MEDICIONES PROPORCIONALES

Altura en cruz: 30-35 cm.

Altura Grupa: 30-32cm.

Perímetro torácico: 35-45 cm.

Longitud corporal: 30-40 cm.

Longitud hocico: 5-6 cm.

Longitud cráneo: 6-8 cm.

XI. FALTAS

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.

Faltas leves:

  1. Trufa manchada o despigmentada.
  2. Proporciones longilíneas.
  3. Carácter tímido y temeroso.

Faltas graves:

  1. Monorquidia y criptorquidia.
  2. Prognatismo y enognatismo.
  3. Orejas no erguidas.
  4. Pelo largo y rizado.
  5. Ausencia de más de dos premolares.
  6. Presencia de espolones traseros.
  7. Cualquier capa diferente a las que aparecen en el estándar.