NOTICIAS

Hibridos

PERROS HÍBRIDOS O DENOMINADOS PERROS DE DISEÑO

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Desde la domesticación del perro, el cruce entre ejemplares caninos se ha realizado para obtener perros más aptos para la caza, la vigilancia o el pastoreo.

Después de obtener las características deseadas, en ocasiones, y tras realizar el control y la selección adecuada, se consigue fijar esas características (morfológicas, de comportamiento y de utilidad)  lo que produce  determinar un prototipo racial o estándar de  una  raza canina pura concreta.

Por ello debemos distinguir:

Perro de raza pura: todo ejemplar que sus padres y abuelos tengan características étnicas similares y trasmisibles a su descendencia y manifiestan el mismo prototipo racial, de comportamiento y aptitudes.

Los perros híbridos son aquellos que se crean al unir dos ejemplares de  razas pura diferentes, dando lugar a un ejemplar canino que es una mezcla de las características de los progenitores en su primera generación.

Por tanto, un híbrido, no es una raza nueva ya que no tiene un prototipo racial definido.

La prueba es que para tratar de definir a los nuevos ejemplares obtenidos de un cruce de dos razas se recurre a asignarles como nombre de raza, una mezcla, a su vez, de las razas puras de los progenitores, en un intento de buscar algo que defina a esos nuevos ejemplares.

Por ejemplo:

El PUGGLE (Híbrido entre Carlino o Pug y el Beagle)

Cuando el perro híbrido es parte de la primera generación, siempre que se crucen los mismos progenitores, se puede saber con más certeza cómo será su aspecto físico.

Conforme se incorporen otros progenitores aunque se respeten las razas iniciales de origen  que se usan para el híbrido se producirá una mayor variabilidad en las características heredables entre los descendientes.

Si se usan como reproductores a dos híbridos obtenidos del mismo cruce razas su descendencia aunque se pueda parecer más a algunos de los abuelos no significa que se pueda considerar de  raza pura ya que los padres híbridos no lo son.

Y si alguien quiere aplicar la 2ª ley de Mendel para dar una explicación científica, para afirmar que el nieto es igual o de la misma raza que el abuelo hay que recordar:

  • La 2ª ley de Mendel estudia un solo carácter heredable, mientras un perro de raza se define por un conjunto de varios caracteres heredables.
  • Que el conjunto de genes provienen en un 50 %  de la madre y un 50 % del padre.
  • Que debido a la relación de dominancia y recesión entre los genes que determinan un carácter heredable, hay caracteres que no se expresan en el fenotipo pero esto no quiere decir que ese ejemplar canino no los tenga y, además, ese gen que no se expresa puede trasmitirlo a su descendencia.
  • El entrecruzamiento cromosómico (crossing – over) que se produce en la etapa de Paquiteno dentro de la Profase I de la Meiosis para producir los gametos (óvulo y espermatozoide) produce una recombinación genética que favorece el aumento de la variabilidad genética.

A mayor variabilidad genética menor homogeneidad  en el fenotipo de las características heredables.

Esto explica que no se pueda obtener una nueva raza de forma tan simple, como un cruce entre individuos de dos razas. Se necesitan décadas de control y selección para poder fijar caracteres homogéneos y que se transmitan a los descendientes.

Cuando cruzas ejemplares caninos de dos razas distintas no obtienes una nueva raza. Obtienes un híbrido.

 

SALUD DE LOS PERROS HÍBRIDOS 

Es importante que los ejemplares de las dos razas que se usan para obtener el híbrido estén sanos y tengan ausencia de genes trasmisores de enfermedades genéticas para evitar su aparición en el perro híbrido.

Al ser unos perros cuyos progenitores son escogidos y no hay nada dejado al azar o al descuido, la gran mayoría tiende a tener buena salud, sin embargo, debido a la genética, podrían presentar algunos problemas.

El POMSKY (Híbrido de Pomerania y Husky Siberiano)

Los perros híbridos también son conocidos como perros de diseño, porque simplemente es un nombre más atractivo, y porque al fin y al cabo, muchos cruces se hacen para lograr ejemplares más llamativos.

No hay que confundirlo con los perros mestizos que producto de  una mezcla de un mayor número de razas entre sus antecesores.

 

VARIABILIDAD.

Como se trata del resultado del cruce de dos perros de razas distintas, es difícil saber con exactitud cuáles son las características físicas que definen al nuevo individuo nacido de ese cruce.

Según quienes sean sus progenitores, es decir, las razas que le den origen al híbrido, será un poco más fácil conocer cómo puede ser físicamente el perro pero, aunque se conozca las razas de los progenitores, es difícil dar una respuesta concreta.

Es normal que los híbridos sean saludables, puesto que la mezcla genética que se hace, permite que los riesgos de enfermedades y otros problemas de salud sean menores, ya que la mayoría de las enfermedades genéticas son producidos por genes recesivos y al cruzar individuos de dos razas distintas disminuye la probabilidad o frecuencia que se expresen dichos genes que produce esas enfermedades, pero no significa, que algún ejemplar no pueda expresarla y sufrir la enfermedad.

 

SITUACION ACTUAL

En las últimas décadas muchos criadores han realizado cruces entre dos razas y han hablado de nuevas razas, pero como hemos indicado se necesita muchos años para poder seleccionar y fijar unas características que definan una raza.

Una raza canina es un conjunto de características no un simple nombre.

Es por ello, que las organizaciones caninas que llevan un libro de registro de razas, registran o censan este tipo de perros como información  complementaria. Abriendo un proceso por si, finalmente, se hace una verdadera selección y se fijan  unas características, proceso que puede durar años o décadas, hasta ser admitida como una raza canina consolidada por esa organización.

Debido a la pandemia y las restricciones que esto ha producido entre la población, se ha producido un aumento de la demanda de perros, hecho que se ha producido a nivel mundial, siendo la demanda tanto de perros de  raza como de los que no lo son, incluidos los híbridos.

Esta situación ha estimulado a la cría de perros en general, y dado el gusto por la novedad  de los futuros propietarios, la cría de híbridos, en particular.

Lo que antes se producía por descuido, el cruce entre ejemplares de dos razas diferentes, ahora, se produce de forma voluntaria por parte de los criadores, porque hay una demanda por parte de los futuros propietarios.

Dada la incertidumbre sobre la situación y evolución de la pandemia, no sabemos la duración  del estado actual, pero  es evidente, cuando las circunstancias cambien es muy presumible que la demanda actual de mascotas también cambie, por lo que se debe aconsejar prudencia.

Es por todo esto, desde ACCAM,  hemos querido aclarar la situación para que, tanto criadores, a la hora de realizar cruces, como futuros propietarios, a la hora de adquirir un ejemplar canino como mascota, tengan claras sus ideas y no moverse por simples impulsos circunstanciales.